Trucos para ligar en la Discoteca





Una discoteca es posiblemente uno de los ambientes en los que es más fácil cubrir gente o de hecho ligar con una mujer que te resulte atrayente. Es un espacio en el que las chicas saben que posiblemente alguien les hablará a lo largo de la noche, y la luz y algo de alcohol sin lugar a dudas te hacen parecer aún más atrayente de lo que eres. Aun así, varios hombres parecen no tener muy éxito en estas lides. Quizá optimize la cosa si siguen alguno de estos trucos para ligar en una discoteca.

1. Elige bien el sitio

Esto es considerable. Si te agradan las chicas selecciones o, mejor, le gustas las selecciones, quizá deberías centrar tus esfuerzos nocturnos en bares indies. Si, en cambio, eres el rey de la salsa, ve a una discoteca donde pongan música para bailar pegado. Durante la noche, parte destacable de la atracción se sostiene en pequeñas cosas superficiales –que le agrade tu peinado, tu camisa o la forma que sonrías- y, aunque ser el extraño del lugar en oportunidades trabaja, es favorable que intentes sugerirte en el sitio donde poseas más demanda.

2. Dentro de la discoteca, elige bien tu posición

Nada de quedarse con tus amigos en una esquina, o pegado a la barra de bar. Muévete. Ve el percal. Y no poseas inquietudes en quedarte donde estén las chicas que más te agradan. No confundir con subirse a una tarima y hacer el ridículo bailando a lo bombero. Eso en la mayoría de las situaciones no trabaja.

3. Conviértete en amigo del camarero

Primordialmente útil si siempre vas al club o discoteca de al costado de casa. Intenta comentar con él en el transcurso de varios semanas, hasta que asi sea él el que te salude. Nada queda mejor con una chica que aparentar que controlas la situación, y si el camarero te hace caso antes que a nadie dejarás claro que eres un auténtico mandamás. Este efecto se multiplica x2 si te haces amigo de los porteros, aunque hacerse su amigo es más riesgoso.

4. Bebe, bebe un poquito

Pero con precaución. Aunque el alcohol es muy malo por distintas causas, la verdad es que hay escasas cosas que desinhiban más que ir un poco mosca. Así que no seas rácano y pilla bastantes copas. Además, así parecerá que bailas descoordinado porque tienes miedo de tirar el vaso, y no porque eres un auténtico patán bailando.

5. Exhibe tu interés





Es favorable que dejes las cosas visibles. Busca su mirada, sonríe, hazle un gesto, asiente con la cabeza…lo que sea. Pero asegúrate de que te vió antes de acercarte a comentar con ella. Si no te responde con una mueca de absoluta repugnancia, estás listo para pasar a la acción.

6. Encuentra tu arma, y empléala

Quizá eres muy entretenido y espontáneo. Entonces tu sendero es el humor, suelta lo primero que se te ocurra. Esto es prueba y error. O quizá tienes un cuerpo del copón y eres resultón: sácala a bailar sin mediar mucha palabra.

7. No le invites a una copa

Muy gente sugiere llevarlo a cabo, pero ni se te ocurra. Precisamente tú estás a abarcar si cae y ella es la que te aceptará o no como compañía, pero deseamos un régimen de igualdad. Para lo único que es aceptable invitarla a una copa es para separarla de sus amigas, y hay otras maneras de llevarlo a cabo –bailar, acompañarla al baño o salir a coger aire…- . Funcionará mejor que le pidas que te pague una copa ella, en tanto que tenga algo de sentido del humor.

8. No vayas solo

Más allá de que los reyes de la noche como Pipi Estrada ligan solos, lo importante es que te busques un óptimo wing-man. Las primordiales características que tienes que buscar: que tenga labia, pero que no te avasalle ni compita contra ti, y que no le importe quedarse con la que no disfrutas. Una aceptable wing-woman también es eficaz, pero tendrá que ser más directa para aclarar algún duda: las chicas pensarán que o sois novios, o eres gay.

9. En el desenlace, quédate solo

Si todo falla, un truco muy efectivo en el desenlace de la noche es prestar algo de pena. Deambula solo por la discoteca, o cierra los ojos en algún lugar mientras mueves la cabeza, que parezca que te estás quedando dormido o que te vas a desmayar. La mayoria de las oportunidades alguna chica se te acercará a preguntar si te pasa algo, apiadándose de ti. Ahí es donde tienes que sacar tu sentido del humor y cambiar de tercio.

10. Prueba y error

Hace varios años, un hombre sabio ha dicho “si lo intentas con cien, como mínimo una cae”. Y es así. No es fácil hallar alguien a quien le intereses y que quieras, pero la discoteca es un ámbito muy más efectivo que algún otro para cubrir gente. No hay ninguna razón por la que no deberías hallar bastantes números cada noche que salgas.

Deja un comentario